www.ciplayer.com es tu página GRATUITA de juegos de entrenamiento mental donde encontrarás multitud de actividades para divertirte mientras mejoras tus capacidades. Comprueba tus puntuaciones desglosadas en las diferentes áreas analizadas en cada juego: lógica, cálculo, reacción, memoria y percepción, y compite con el resto de usuarios para conseguir el récord absoluto de cada área, nivel o juego, o juega sólo por el placer de divertirte y potenciar tus capacidades.

En esta página encontrarás toda la información relevante sobre la web y que te ayudará a maximizar tus resultados. Te recomendamos que la leas para incrementar tus puntuaciones y optimizar tu rendimiento y la estrategia de juego.

Tabla de contenido

Información general

CIPLAYER es una página de juegos de entrenamiento mental (brain training) con un componente competitivo y que por su mecánica de juego, potencia tu concentración y requiere de ciertas dosis de estrategia para progresar y superar las puntuaciones del resto de competidores. Consta inicialmente de 11 juegos distintos cada uno de los cuales tiene 99 niveles de dificultad creciente. El objetivo consiste en superar todos los niveles de todos los juegos con la máxima puntuación posible e intentar conseguir los récords de área, nivel, juego, o conseguir el récord absoluto de la página. Dispones de 99 segundos para resolver cada nivel.

No es necesario registrarse para jugar, aunque los resultados de los usuarios ocasionales no aparecerán junto a los de los usuarios registrados y no se tendrán en cuenta en los ranking de puntuaciones.

Puedes practicar desde tu ordenador, tablet o dispositivo móvil ya que la página está preparada para adaptarse a los tamaños de pantalla más habituales y tiene unos requisitos poco exigentes lo que hace que pueda funcionar correctamente en la mayoría de dispositivos.

La página y todos los servicios que en ella se ofrecen son totalmente GRATUITOS y no requiere ningún tipo de pago ni para registrarse ni para desbloquear niveles o juegos. Toda la funcionalidad se encuentra disponible para todos los usuarios por igual.

La pantalla principal de CIPLAYER a la que accedemos al dirigirnos a www.ciplayer.com muestra un listado de todos los juegos disponibles junto con información de progreso de cada uno de ellos. Para acceder a cualquiera de los juegos, pulsa sobre él y accederemos al detalle de los niveles del mismo donde aparecerá una casilla que nos da acceso al ranking del juego y un recuadro por cada uno de los niveles disponibles. Los niveles ya jugados aparecen en color verde, aquellos a los que todavía no tenemos acceso debido a que no hemos superado los niveles inferiores aparecen en color rojo y el próximo nivel al que podemos jugar aparece en color azul.

El orden en el que superemos los juegos no afecta a la puntuación final. Podemos realizar las actividades que nos resulten más entretenidas o seleccionar el modo planificado que alternará niveles de los distintos juegos para avanzar en todos por igual.

Al finalizar cada nivel, los usuarios registrados verán el resultado de la partida, la puntuación final del nivel jugado y la puntuación global del juego.

En tu página de usuario encontrarás la información completa de tus progresos. Encontrarás más información en la sección de usuarios registrados

Sobre el entrenamiento mental

Existen multitud de estudios sobre la influencia que los juegos y actividades de entrenamiento mental tienen sobre nuestro cerebro. En general, se admite la existencia de la llamada Plasticidad cerebral referida a la adaptación que experimenta el sistema nervioso ante cambios en su medio externo e interno y que permite la adaptación funcional del cerebro para mejorar sus capacidades ya sea creando nuevas sinapsis (aprendizaje) o para minimizar los efectos en caso de lesiones estructurales y funcionales sustituyendo unas estructuras por otras en caso necesario.

Uno de los fenómenos mejor establecidos de la neurociencia es que cuanto más usas un circuito mental, más fuerte se hace. Como resultado de esto, una habilidad en la que te concentras y te entrenas, mejora y llega incluso a ocupar más espacio cerebral, con las consiguientes mejoras en el funcionamiento. La concentración tiene una capacidad espectacular para alterar físicamente el cerebro y agrandar los circuitos funcionales. Estímulos equivalentes (sensaciones táctiles o auditivas, por ejemplo) producen diferentes resultados, expandiendo un área del cerebro u otra, dependiendo sólo de a qué se presta atención. Muchos estudios confirman que el entrenamiento cognitivo (brain training) aumenta la capacidad intelectual pero con una puntualización importantísima, entrenar tu memoria, tu pensamiento lógico o tu velocidad de proceso mejora esas habilidades, pero no hay transferencia en el brain training, es decir, mejorar tu velocidad de procesamiento no mejora tu memoria, y mejorar tu memoria no mejora tu capacidad lógica por lo que hay que entrenar en todas ellas para lograr una mejora óptima y global de nuestras capacidades.

Trabajar en aquellas áreas en las que ya somos buenos no nos hace más inteligentes. Por mucho que las practiquemos, no les prestamos demasiada atención debido a que nuestro cerebro ya está preparado para ellas. Por el contrario, comenzar una nueva actividad cognitivamente exigente y en la que no estamos entrenados, es más probable que mejore la velocidad de procesamiento, refuerce las sinapsis y expanda o cree redes funcionales fortaleciendo en consecuencia nuestras capacidades cognitivas. Con el aprendizaje, la experiencia y el ensayo, se producen cambios funcionales y estructurales en nuestro cerebro. De ahí la idea de que los ambientes estimulantemente enriquecidos que de forma constante exigen esfuerzos a nuestras funciones mentales producirán una mejora en el rendimiento cognitivo general.

Está demostrado que algunos videojuegos pueden mejorar la agilidad mental. En general aquellos que requieran control motor, búsqueda visual, memoria de trabajo, memoria a largo plazo y toma de decisiones. Pero sobre todo deben requerir el elixir de la neuroplasticidad: concentración, específicamente la capacidad para controlar y dirigir la atención a diferentes tareas. Se trata principalmente de videojuegos cuya base fundamental es la estrategia en tiempo real, con niveles de dificultad creciente.

Cuando hablamos de mejorar nuestra inteligencia, no estamos hablando únicamente de incrementar el volumen de datos o bits de conocimiento que se pueden acumular, (lo que se conoce como inteligencia cristalizada), ni a la fluidez en la memorización de la formación, si no que nos referimos sobre todo a la inteligencia fluida, o su capacidad para utilizar ese conocimiento previamente aprendido para resolver un nuevo problema, o aprender una nueva habilidad.

Mientras la memoria no es sinónimo de inteligencia, sí tiene relación con esta en gran medida ya que con el fin de generar una salida inteligente con éxito, una buena memoria es muy importante, así que para aprovechar al máximo nuestra inteligencia, mejorar la memoria nos ayudará de forma significativa. En definitiva, podemos concluir que:
  • La inteligencia fluida es entrenable.
  • Lo que aumenta la inteligencia depende del esfuerzo dedicado, es decir, cuanto más se entrena, más se gana.
  • Cualquier persona puede aumentar su capacidad cognitiva, no importa cuál sea su punto de partida.
  • El aumento de capacidad se puede adquirir entrenándose en tareas totalmente distintas a las que requieren dicha capacidad.
Por último, podemos afirmar que probablemente cualquier “truco” que mejore la confianza y la motivación redunde en una mejor capacidad para resolver problemas. En la misma línea, una actitud positiva puede mejorar nuestra capacidad para solucionar problemas de forma creativa. Se trata de intentar eliminar impedimentos (como el estrés o problemas emocionales) que pueden bloquear o dificultar el proceso cognitivo.

Características de CIPLAYER.

  • Se compone de 11 divertidos minijuegos que nos permiten mejorar nuestras capacidades.
  • Nos entrena en cinco capacidades mentales fundamentales: lógica, cálculo, velocidad de reacción, memoria y percepción.
  • Fomenta la concentración.
  • Exige ciertas dosis de estrategia y planificación.
  • Cada juego incluye 99 niveles de dificultad creciente. Los primeros niveles son asequibles incluso para niños pequeños y a medida que vamos progresando el nivel de dificultad aumenta de forma gradual.
  • Incluye un componente competitivo que motiva a esforzarse.
  • Aprovecha la plasticidad cerebral para mejorar el proceso cognitivo.
  • Ayuda a paliar el declive neurobiológico asociado al envejecimiento.
  • Es divertido y ¡gratuito!.

Áreas analizadas.

En CIPLAYER se analizan 5 capacidades distintas y representativas de nuestro cerebro: lógica, cálculo, velocidad de reacción, memoria y percepción. Cada juego o actividad puntua en una o varias de ellas con un porcentaje distinto en cada una segun las exigencias de la actividad. Así, por ejemplo, en el juego Tenty, la puntuación global se divide en tres partes:
  • Cálculo. Hay que juntar números que sumen 10.
  • Memoria. Hay que recordar las combinaciones ya realizadas para no repetirlas.
  • Reacción. Cuanto más rápidas sean nuestras respuestas, mayor será nuestra puntuación ya que disponemos de un tiempo límite.
Puedes ver el desglose completo para cada juego en el apartado de Actividades disponibles. Cada capacidad se identifica con un color distinto y el juego aparece con el color del área predominante.
 Lógica
El hemisferio izquierdo del cerebro el encargado del manejo de la información lógica, que nos permite realizar demostraciones o llegar a conclusiones a partir de algunas premisas. La lógica nos ayuda a encontrar soluciones a los problemas utilizando métodos deductivos.

Los juegos Coloris o Domino de CIPLAYER hacen uso extensivo de esta capacidad ya que nos obligan a llegar a conclusiones sobre la disposición de los objetos en base a ciertas restricciones o reglas.
 Cálculo
En el ámbito de la matemática, el cálculo consiste en la aplicación de algoritmos basado en un conjunto de instrucciones preestablecidas que nos permite anticipar el resultado que procederá de ciertos datos que se conocen con antelación.

Según los neurobiólogos, nuestro cerebro está hecho para el cálculo. En la corteza fronto-parietal, los circuitos neuronales matemáticos están activos desde el nacimiento. Se trata de zonas muy especializadas en las diferentes formas de elaboración numérica como la medición de cantidades, las dimensiones espaciales y las operaciones aritméticas. Un buen manejo del cálculo nos permite un correcto desarrollo de la capacidad lógico-deductiva.

Un ejemplo de juego que fomenta este área es Calcus donde se plantean problemas en los que es necesario el empleo de las matemáticas y la realización de cálculos aritméticos para encontrar la solución.
 Reacción
Esta capacidad, determina la velocidad con la que somos capaces de responder ante un determinado estímulo de cualquier tipo: visual, auditivo, etc. El tiempo de reacción es el lapso de tiempo entre la presentación de un estímulo y la respuesta dada por el sujeto. Los procesos que se producen en el individuo desde que se produce el estímulo hasta la reacción física se separan en cinco fases:
  1. Percepción, con la aparición de una excitación en el receptor: ojo, oído, etc.
  2. Transmisión de la excitación al sistema nervioso central (SNC).
  3. Tratamiento de la información en el cerebro y formación de la respuesta (incluyendo la fase de decisión si fuera preciso).
  4. Llegada al músculo de la señal de retorno desde el SNC.
  5. Estimulación del músculo operada por el SNC y aparición del movimiento de respuesta.
Esta capacidad se exige parcialmente en todos los juegos en los que el tiempo en dar la respuesta es determinante como Tenty o Estrop, aunque en CIPLAYER se analiza combinada con otras capacidades.
 Memoria
La memoria es la capacidad del cerebro que nos permite codificar, almacenar y recuperar la información del pasado y surge como resultado de las conexiones sinápticas entre las neuronas cerebrales. El hipocampo es la parte del cerebro relacionada con la memoria (y el aprendizaje) que se clasifica según el alcance temporal:
  • Memoria a corto plazo (Cuando la excitación de la sinapsis se realiza para sensibilizarla transitoriamente)
  • Memoria a medio plazo (La información se almacena durante cierto tiempo)
  • Memoria a largo plazo (Cuando se realiza un refuerzo permanente de la sinapsis gracias a la síntesis de algunas proteínas)
El cerebro humano de un individuo adulto estándar contiene unos 100.000 millones de neuronas y unos 100 billones de interconexiones (sinapsis) entre éstas. Aunque a ciencia cierta nadie sabe la capacidad de memoria del cerebro, puesto que no se dispone de ningún medio fiable para poder calcularla, las estimaciones varían entre 1 y 10 terabytes de información.

La memoria (o mejor dicho, los recuerdos) es la expresión de que ha ocurrido un aprendizaje y al igual que el resto de áreas cerebrales, puede ser entrenada realizando actividades que requieran de esta capacidad.

Algunos ejemplos de juegos de este tipo en CIPLAYER son Chimpa o Trexpres en los que disponemos de un breve espacio de tiempo para memorizar una situación que nos permitirá resolver el problema que se plantea.
 Percepción
La percepción es el primer proceso cognoscitivo, mediante el cual los sujetos captan información del entorno a través de las energías (luz, sonido, etc.). Estos estímulos externos llegan a los sistemas sensoriales (vista, oido, etc.) y se van analizando paulatinamente junto con información que proviene de la memoria tanto empírica como genética y que ayuda a la interpretación de nuestro entorno para crear una representación del mismo.

La percepción depende de un gran número de funciones complejas y diferentes de nuestro sistema nervioso y del cerebro. Por lo general, el proceso de la percepción parece fácil ya que no somos conscientes de ello. A pesar de esto, la percepción no es sólo pasiva y puede ser moldeada por nuestro aprendizaje, las experiencias, la educación y la memoria. Mediante el entrenamiento del cerebro y sus capacidades cognitivas, se pueden mejorar las diferentes habilidades que se utilizan para percibir el mundo que nos rodea, ser más consciente y mejorar la capacidad de aprendizaje.

Las habilidades cognitivas juegan un papel fundamental en nuestra capacidad de percibir. Tener fuertes habilidades cognitivas puede ayudarnos a estar más concentrado y tener acceso a un mayor conocimiento de nuestro entorno.

Algunos ejemplos de actividades dentro de CIPLAYER que fomentan esta capacidad son Blurry y Estrop en los que se ponen a prueba los mecanismos de la percepción tergiversando la realidad y dificultando su interpretación.

Usuarios registrados.

Aunque no es necesario registrarse para poder jugar a todos los niveles de todos los juegos, los resultados de los usuarios ocasionales no aparecerán junto a los de los usuarios registrados y no se tendrán en cuenta en los ranking de puntuaciones. Si has realizado algunos progresos como usuario ocasional, estos se perderán cuando te registres y deberás comenzar desde el primer nivel de todos los juegos.

Por otro lado, los usuarios registrados tienen a su disposición en la pantalla de información del usuario toda la información de su progreso y ranking dentro del CIPLAYER, así como el desglose de las puntuaciones en cada área donde se muestra una barra de progreso que muestra nuestro avance y una marca de color rojo que nos permitirá comprobar si estamos por encima o por debajo de la media.

Para registrarte, selecciona la opción Acceso que aparece en la página inicial de CIPLAYER y luego pulsa el botón "Quiero registrarme". Llegarás a una ventana en la que introducir tus datos. Cuanta más información introduzcas en esta pantalla más completos serán los datos de progreso que obtendrás en tu página de usuario. Al finalizar el registro, recibirás un mensaje de correo electrónico con un enlace que tendrás que visitar para finalizar el proceso de registro. A partir de ese momento ya puedes disfrutar de la experiencia completa de CIPLAYER.

Una vez conectado, aparecerá tu seudónimo en la casilla de usuario y al pulsar sobre ella accederás a la información de progreso así como al formulario que te permitirá modificar tus datos o darte de baja si así lo deseas.

Actividades disponibles.

Actualmente hay 11 juegos disponibles que abarcan de forma equilibrada las distintas áreas evaluadas en CIPLAYER. Cada actividad influye de manera distinta en cada una de las cinco capacidades analizadas siguiendo el porcentaje que se indica junto a cada uno de los juegos.
 Tenty
Se muestra un tablero formado por una cuadrícula de números del 1 al 9 en el que debemos marcar grupos de dos o más números adyacentes que sumen 10. La puntuación del juego se incrementará en 10 puntos por cada combinación válida realizada. Es posible utilizar un mismo número en diferentes combinaciones pero si se repite una combinación que contiene exactamente las mismas casillas, tu puntuación se decrementará en 10 puntos. Por otro lado, si realizas una combinación que no suma 10, el valor de la suma de los números marcados se descontará de tu marcador.

La puntuación final se determina por la suma de todas las combinaciones válidas realizadas menos las combinaciones erróneas aplicando una bonificación por el tiempo sobrante. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Tenty
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Blurry
En este juego se muestra una imagen con una serie de dígitos alterados de forma que se dificulta su visualización. La imagen se va desvelando lentamente hasta que seamos capaces de descubrir el valor oculto. En ese momento, hay que pulsar sobre el área de juego para poder introducir el valor que hemos encontrado.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para descubrir el valor oculto. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Blurry
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Estrop
En la pantalla aparecen una serie de palabras que representan los nombres de distintos colores. Todas las palabras excepto una están escritas en un color distinto al que representan. El objetivo del juego consiste en encontrar la palabra que está escrita en el mismo color que representa. Una vez detectada la palabra, pulsa sobre ella.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para descubrir la palabra. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Estrop
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Calcus
Nos aparece una calculadora en la que se muestra una igualdad a la que se le han ocultado uno o varios dígitos u operadores. El objetivo del juego consiste en encontrar los valores que hacen cierta la igualdad y pulsarlos en el teclado numérico de la calculadora. Una vez completada la ecuación, debemos pulsar el botón OK.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para resolver la operación. En los niveles más avanzados, pueden existir varias respuestas posibles y el sistema valida la veracidad de todas ellas. Si no hemos indicado un resultado válido o si transcurre todo el tiempo disponible sin que proporcionemos una respuesta, la puntuación será cero. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Calcus
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Findy
Este es un juego fundamentalmente de percepción que muestra un conjunto de letras "b" entre las que se ha colado una letra "d". El objetivo consiste en encontrar la letra "d" y pulsarla en el mínimo tiempo posible.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para descubrir la letra. Si marcamos una letra equivocada o finaliza el tiempo sin dar una respuesta, la puntuación será cero. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Findy
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Mikado
Se muestra una pila de lápices amontonados y debemos encontrar aquel que se encuentra debajo de todos. Una vez localizado, pulsa sobre el lapiz del color correspondiente en la zona de respuesta de la parte inferior.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para descubrir el color del lapiz. Si marcamos un color equivocado o finaliza el tiempo sin dar una respuesta, la puntuación será cero. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Mikado
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Chimpa
En la pantalla aparecen una serie de números durante un breve periodo de tiempo. Pasado ese tiempo, los números desaparecen y debemos pulsar sobre las posiciones que ocupaban los números en el orden correcto.

La puntuación final depende de la cantidad de números que hemos sabido ordenar correctamente y del tiempo empleado. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Chimpa
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Trexpres
Se trata de una versión rápida del juego de tres en raya en el que aparece un tablero que muestra una partida iniciada. Pasado un tiempo, las piezas del tablero desaparecen y se muestra la pieza que hay que colocar para ganar la partida. Podemos pulsar sobre la zona del tablero en la que deseamos situarla para colocarla.

Si hemos memorizado el tablero antes de finalizar el tiempo de exposición, también podemos pulsar sobre el área de juego para reducir el tiempo de espera y aumentar nuestra puntuación final que depende del tiempo empleado y de la cantidad de partidas ganadas. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Trexpres
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Nosta
La pantalla muestra una serie ordenada de números a la que le falta un valor. Debemos encontrar el número en el que se discontinúa la serie (esto es, el número anterior al que falta) y pulsarlo.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para dar la respuesta. Si marcamos una respuesta equivocada o finaliza el tiempo sin que hayamos podido responder, la puntuación será cero. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Nosta
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Domino
Se muestra un juego completo de fichas de dominó dispuesto en un tablero de 8 x 7 posiciones. Debemos encontrar la disposición de las piezas en el tablero hasta completar todas las fichas del juego. Para ello, marcaremos cada ficha en la zona central para situarla en el tablero. Podemos marcarla de nuevo para cambiar nuestra respuesta. Una vez completado el tablero, se analizará la solución para comprobar que la disposición de las piezas es correcta. Pueden existir varias soluciones posibles y el sistema analizará todas ellas.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para encontrar la disposición de las piezas. Si las fichas no se orientan correctamente o si existen duplicados la puntuación será cero. Lo mismo ocurrirá si pasa el tiempo sin dar una respuesta. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Domino
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción
 Coloris
Aparecen una serie de figuras geométricas en las que cada una de sus aristas tiene uno o varios colores. Se trata de girar las figuras hasta que los colores de las aristas en las figuras contiguas (horizontal y verticalmente) coincidan. Podemos pulsar sobre una figura para girarla.

La puntuación final se determina en base al tiempo que hemos necesitado para encontrar la solución. Si las figuras no se orientan correctamente o si pasa el tiempo sin dar una respuesta la puntuación será cero. Puedes obtener más información sobre el juego en la página de Coloris
Distribución de capacidades:
Lógica
Cálculo
Reacción
Memoria
Percepción

Sistema de puntuación.

El método de cálculo de las puntuaciones utilizado en CIPLAYER es un tanto especial. A diferencia de otros juegos en los que es posible repetir un nivel una y otra vez para mejorar la puntuación sin nada que perder, en CIPLAYER las puntuaciones previas obtenidas en un determinado nivel afectan a la puntuación final. Así, la puntuación de un determinado nivel se calcula como la media de las puntuaciones obtenidas en todas las partidas realizadas en dicho nivel. Esto significa que nuestra puntuación previa en un nivel puede disminuir parcialmente si obtenemos una puntuación menor a la que teníamos anteriormente. Esto es así para fomentar la concentración ya que nos obliga a esforzarnos para conseguir la máxima puntuación posible en cada intento. También se hace para intentar evitar en lo posible el éxito por casualidad.

En consecuencia, cuantas más veces hayamos jugado un nivel, más difícil será aumentar nuestra puntuación ya que las anteriores partidas pesarán mucho en la puntuación final.

Este sistema de puntuación también permite que nuestra posición en las tablas de clasificación pueda variar sin intervención por nuestra parte. Esto es debido a que los resultados del resto de jugadores pueden oscilar según si aumentan o disminuyen su puntuación y por lo tanto, se puede ver afectado nuestro percentil o ranking en el juego sin mediar cambios en nuestra puntuación.

Al finalizar cada partida, los usuarios registrados verán el resultado de la partida, la puntuación final del nivel jugado y la puntuación global del juego. que se obtiene a partir de la suma de las puntuaciones medias de todos los niveles del juego. Finalmente, la puntuación global de CIPLAYER se calcula a partir de la suma de las puntuaciones finales de cada uno de los juegos.

Cada uno de los juegos divide su puntuación en varios componentes: Lógica, cálculo, velocidad de reacción, memoria y percepción, según las exigencias de cada uno. Esto permite obtener un ranking específico por cada una de dichas áreas. Dado que unos juegos puntúan más que otros en diferentes áreas, es posible que tengamos puntuaciones altas en los niveles de los juegos que hemos jugado y aparezcan puntuaciones bajas en algunas de las áreas analizadas que aparecen en la página de usuario. Esto es debido a que los juegos a los que hemos jugado tienen poco peso en dichas áreas. Puedes revisar el apartado Actividades disponibles" para comprobar cómo influye cada juego en las distintas áreas analizadas.

El juego te anima a conseguir los récords parciales, los récords del juego y los récords de las distintas áreas o el récord global. Esto ayuda a fomentar la competitividad y el afán de superación.

Ranking de puntuaciones.

Una vez conectados, la página principal nos muestra todos los juegos disponibles y para cada uno de ellos aparece información sobre el récord () del mismo y el usuario que lo posee así como nuestra puntuación () global del juego y el percentil sobre el resto de usuarios. El número de estrellas nos indica lo cerca que estamos de las máximas puntuaciones del juego.

El percentil es un dato expresado en porcentaje y nos indica la cantidad de usuarios que tienen una puntuación inferior a la nuestra dentro de un juego o nivel. Así, por ejemplo, si tenemos un percentil del 100%, significa que todos los otros usuarios tienen una puntuación por debajo de la nuestra en dicho juego o nivel. Por el contrario, un percentil del 0% indica que no hay ningún usuario con una puntuación por debajo de la nuestra y nos encontramos en la parte baja del ranking.

Al pulsar sobre uno de los juegos de la página principal, accedemos a los niveles del mismo donde podemos consultar la puntuación máxima () del nivel junto al seudónimo del jugador que la obtuvo. Se muestra también nuestra puntuación media () junto al percentil que tenemos en el nivel y el número de veces que hemos jugado () en dicho nivel. La primera casilla de esta página nos permite acceder al ranking del juego en el que se muestra el pódium con los tres primeros clasificados, la lista de honor con los 10 primeros y la tabla clasificatoria para las 100 mejores puntuaciones.

En la página de usuario, a la que podemos acceder una vez conectados, tenemos un resumen de nuestros resultados por cada una de las áreas analizadas y nuestra clasificación en cada juego.

Consejos.

Buscar métodos para mejorar nuestro cerebro y sus procesos cognitivos sería algo mucho más fácil si conociésemos los mecanismos de la inteligencia la mitad de bien que conocemos los de la fuerza muscular, por ejemplo. Lamentablemente, lo que no se sabe de esos mecanismos de la cognición, es decir, lo que diferencia un cerebro menos inteligente de un cerebro más inteligente y cómo hacer que el primero se parezca más al segundo, es la mayor parte. El aumento de la investigación en neurociencia de los últimos años está encontrando (lentamente) los mecanismos de la cognición. Aunque aún es mucho lo que se desconoce, se ha acumulado suficiente información sobre la base sináptica y a nivel de circuitos como para poder decir qué procesos contribuyen a la cognición.

Una mayor capacidad cognitiva es consecuencia de tener más neuronas, más sinapsis (conexiones entre neuronas) y mayores niveles de neurogénesis (la creación de nuevas neuronas, especialmente en el hipocampo, importante en la formación de recuerdos). Tanto la neurogénesis como la formación de sinapsis mejoran el aprendizaje, la memoria, el razonamiento y la creatividad. Además los estudios por neuroimagen muestran que los circuitos cerebrales de las personas que destacan en determinadas tareas tienden a ser más eficientes (usan menos energía incluso cuando aumenta la demanda cognitiva), tienen más capacidad y son más flexibles.

En el envejecimiento normal se presenta un progresivo deterioro de las funciones cognitivas, específicamente en memoria, atención y velocidad del procesamiento de la información. Este deterioro cognitivo depende tanto de factores fisiológicos como ambientales y está sujeto a una gran variabilidad interindividual. A pesar de eso, es posible que un cerebro de 70 años tenga la conectividad de uno de 30 años siguiendo algunas pautas de entrenamiento sencillas.

Tal como se indica en el apartado sobre entrenamiento mental está demostrado que cuanto más se utiliza un circuito mental, más fuerte se hace. Por lo que una habilidad en la que te concentras y te entrenas, mejora y llega a ocupar más espacio cerebral, mejorando su funcionamiento.

Las habilidades en las que ya somos buenos no nos hacen más inteligentes ya que no les prestamos demasiada atención. Por el contrario, comenzar una nueva actividad cognitivamente exigente y en la que no estamos ya entrenados es más probable que mejore la velocidad de procesamiento, refuerce las sinapsis y expanda o cree redes funcionales fortaleciendo en consecuencia nuestras capacidades cognitivas. Con el aprendizaje, la experiencia y el ensayo se producen cambios funcionales y estructurales en nuestro cerebro. De ahí la idea de que los ambientes enriquecidos estimularmente y que constantemente demandan nuestras funciones cognitivas producirán una mejora en el rendimiento cognitivo general.

Un ejemplo claro lo tenemos cuando aprendemos a montar en bicicleta. Durante la fase de aprendizaje, nuestro cerebro debe adaptarse a una nueva situación que nos obliga a mantener el equilibrio mientras pedaleamos y es por ello que se necesitan mejorar las áreas relacionadas con estas habilidades. Una vez tenemos el conocimiento asimilado, circular en bicicleta se convierte en una actividad mecánica que no precisa apenas esfuerzo cognitivo (al contrario que en la fase de aprendizaje) por lo que nuestro cerebro no necesita realizar un esfuerzo y no se mejoran nuestras capacidades realizando esa actividad.

La concentración es fundamental para alterar físicamente el cerebro y agrandar los circuitos funcionales. Cuando llevamos mucho tiempo con una misma actividad sin descanso, disminuye el nivel de concentración, aumentan las interferencias y baja la productividad. Es difícil mantener la atención en una misma tarea durante más de 30-40 minutos seguidos, por eso es bueno introducir descansos de 5-10 minutos cada media hora. Durante ese periodo de descanso, lo ideal es levantarnos, estirar los músculos, mirar por la ventana, aprovechar para ir al baño, a por agua, etc. Pasados esos 5 minutos, retomaremos nuestras tareas, con mayor predisposición y mejor concentración.

Si tenemos una serie de tareas por delante, para maximizar nuestra concentración, lo ideal es realizar ciclos de dos horas con descansos cada 30-40 minutos. Comenzar por pequeñas actividades de dificultad media, ya que necesitamos un periodo de calentamiento para llegar al nuestro máximo rendimiento intelectual, luego continuar con las tareas más complicadas y finalizar con las más sencillas y en las que interfiera menos el cansancio. Al finalizar el ciclo de 2 horas, conviene hacer una pausa más larga, para poder volver a empezar un nuevo ciclo en óptimas condiciones.

Una de las principales causas de la incapacidad para concentrarse o recordar claramente, puede ser el estrés o algún problema emocional subyacente. Trata de resolverlos para poder mejorar tu nivel de concentración y favorecer el aprendizaje.

Dormir bien ayuda a consolidar los conocimientos adquiridos durante los periodos de vigilia. Establece hábitos regulares de sueño.

Practica técnicas de meditación y de relajación. La meditación puede aumentar el grosor de las regiones que controlan la atención y el procesamiento de las señales de los sentidos. Hay estudios que demuestran que la meditación cambia la estructura y el funcionamiento del cerebro de tal manera que los procesos son más eficientes lo que representa la base de una inteligencia mejorada. La meditación es la práctica de un estado de atención concentrada, sobre un objeto externo, pensamiento, la propia consciencia, o el propio estado de concentración. Existen diferentes técnicas muchas de ellas basadas en el control de la respiración.

Meditar ayuda a reordenar la mente y calmar la ansiedad. La concentración mental es un proceso psíquico que se realiza por medio del razonamiento. Consiste en centrar voluntariamente toda la atención de la mente sobre un objetivo, un objeto o actividad que se esté realizando o pensando en realizar en ese momento, dejando de lado toda la serie de hechos u otros objetos que puedan ser capaces de interferir en su consecución o en su atención. La concentración es especialmente importante para el proceso de aprendizaje. De ahí que se intente por todos los medios potenciar esta capacidad que es imprescindible para la adquisición de nuevos conocimientos. Sobre este aspecto, la psicología educativa ha hecho importantes observaciones y aportes. Por otra parte, la concentración mental se usa en casi todos los deportes individuales.

Cuida tu cuerpo, realiza algún tipo de ejercicio aeróbico sencillo periódicamente como andar 45 minutos tres veces por semana. Este nivel de actividad nos ayuda a reducir la sensación subjetiva de ansiedad y de estrés y mejora la memoria episódica y las funciones de control ejecutivo alrededor de un 20 por ciento. En la medida que estemos bien físicamente, estaremos en mejores condiciones intelectuales. Algunos estudios que apoyan esta teoría se han realizado en adultos mayores, por lo que es posible que los resultados sean sólo de aplicación a las personas cuya fisiología cerebral ha empezado a deteriorase (lo que comienza a los veintipocos años). El ejercicio provoca la creación de nuevas neuronas en la región del hipocampo que archiva las experiencias y el nuevo conocimiento. También estimula la producción de la proteína BDNF (asociada al crecimiento nervioso), de neurotransmisores y de sustancia gris en el córtex prefrontal. Hay estudios que afirman que el ejercicio puede hacer que un cerebro de 70 años tenga la conectividad de uno de 30 años, mejorando de paso la memoria, la planificación, el manejo de la ambigüedad y la multitarea.

Una buena alimentación es primordial para un buen rendimiento. El consumo diario de verduras crudas, oscuras y de hojas verdes como la espinaca y la col rizada, es muy beneficioso para el cerebro. Toma vitaminas para que el cerebro y el resto de su cuerpo estén funcionando en su máximo potencial.

Busca la novedad. Los genios están en constante aprendizaje en nuevas áreas y búsqueda de nuevas actividades. Cuando se busca la novedad, se van a crear nuevas conexiones sinápticas con cada nueva actividad que hagamos. Estas conexiones se basan en el aumento de la actividad neural (la creación de más conexiones al nutrirse de otras conexiones que ya habíamos generado de otras actividades).

Constantemente exponerse a cosas nuevas situa el cerebro en un estado preparado para el aprendizaje. Busca nuevas actividades para involucrar a tu mente y amplia tus horizontes cognitivos: Aprende a tocar un instrumento, juega un nuevo videojuego, toma clases de arte, lee acerca de una nueva área de la ciencia, sé un adicto al conocimiento ya que la capacidad del cerebro para hacer nuevas conexiones mejora cuando hacemos un esfuerzo para hacer frente a un problema o asumir un nuevo reto.

Ábrete a nuevas experiencias. Cada vez que intentamos algo nuevo, o experimentamos algo fuera de lo común para nosotros, nuestro cerebro hace nuevas conexiones. Al probar nuevos alimentos o participar en nuevas actividades estás aumentando el potencial de tu cerebro. La clave de ese tipo de actividades cognitivas como las que ofrece CIPLAYER se relacionan con el primer principio de la búsqueda de la novedad. Una vez que domines una de las actividades cognitivas en los juegos de entrenamiento cerebral, necesitas pasar a la siguiente actividad desafiante.

Hace unos años, el científico Richard Haier realizó un experimento para comprobar si era posible aumentar la capacidad cognitiva con el entrenamiento intensivo en actividades mentales nuevas por un período de tiempo prolongado. Se escogió el videojuego Tetris como actividad nueva y se organizó un grupo de gente que nunca había jugado antes. Se comprobó que después de entrenar varias semanas al Tetris, los sujetos experimentaron un aumento en el grosor cortical y un incremento en la actividad cortical. El cerebro utiliza más energía durante los periodos de formación, lo que significa más conexiones neuronales, o aprender nuevos conocimientos. Después de este entrenamiento intenso se convirtieron en expertos en el Tetris.

Tras esta la explosión inicial de desarrollo cognitivo, se detectó un descenso tanto en el grosor cortical, como la cantidad de glucosa utilizada en dicha tarea, sin embargo, se mantuvo la habilidad adquirida en el juego Tetris. Los escáneres cerebrales mostraron menor actividad cerebral durante el juego. Se concluyó que esto era así debido a que el cerebro es eficiente y una vez había descubierto la manera de jugar al Tetris, se hizo muy bueno en eso, casi con pereza y no tenía necesidad de trabajar duro para poder jugar bien al juego, por lo que la energía cognitiva y la glucosa fueron a otra parte.

La eficiencia no es nuestra amiga cuando se trata del desarrollo cognitivo. Con el fin de mantener al cerebro creando nuevas conexiones y activo, necesitamos empezar otra nueva actividad difícil, tan pronto como dominamos aquella en la que se estamos involucrados. Hay que estar en un constante estado de esfuerzo, luchando por lograr lo que sea que se está tratando de conseguir, esto impide que el cerebro se vuelva perezoso.

Identifica tu estilo de aprendizaje. Las personas aprenden cosas nuevas en una gran variedad de maneras. Mientras que algunas personas aprenden mejor cuando ven el material impreso, otros lo hacen muy bien al escucharse hablando en voz alta o gesticulando.

Algunos videojuegos pueden mejorar la agilidad mental general, principalmente aquellos que requieran control motor, búsqueda visual, memoria de trabajo, memoria a largo plazo y toma de decisiones y concentración para controlar y dirigir la atención a diferentes tareas. Hablamos de videojuegos cuya base fundamental es la estrategia en tiempo real, con niveles de dificultad incremental.

Utiliza tu cerebro siempre que tengas ocasión. Pensemos en todas las comodidades modernas que son útiles, pero que cuando se utilizan en exceso, pueden afectar tu habilidad en ese dominio. Utilizar la calculadora para cálculos sencillos, utilizar la lista de contactos de nuestro móvil en lugar de marcar los números de memoria, utilizar el GPS en lugar de memorizar el trayecto leyendo un mapa, son algunos ejemplos de herramientas que realizan tareas propias del cerebro y que hacen mermar nuestras capacidades de cálculo, memorización y orientación respectivamente. Igual que es recomendable subir escaleras en lugar de tomar el ascensor para mantener nuestro cuerpo en forma, tu cerebro necesita ejercicio también. Si dejas de usar tus propias habilidades (habilidades espaciales, habilidades de lógica, habilidades cognitivas...) para resolver problemas, no puedes esperar de tu cerebro que se mantenga en una forma excelente.

Socialízate. Al estar en contacto con otra gente, exponerse a nuevas personas, ideas y entornos, se está abriendo la mente a nuevas oportunidades para el crecimiento cognitivo. Estar en contacto con otras personas que pueden ser muy distintas a ti, te da la oportunidad de ver los problemas desde una nueva perspectiva que nunca antes habías pensado. El aprendizaje es todo acerca de exponerse a cosas nuevas y captar esa información y exponerse a otras personas es una gran manera para que esto suceda y eso sin entrar en los beneficios sociales y bienestar emocional que se deriva de la sociabilidad.
Volver